La historia de las Adidas Stan Smith

Una pieza mundialmente conocida. Blancas de cuero con una parche verde en el talón y el rostro de un astro de tenis: Stan Smith. Así son las tradicionales zapatillas que fueron lanzadas en 1971 por la firma Adidas como una pieza fundamental del guardarropas deportivo pero que pronto se trasladaron de las canchas a la calle.

El calzado se convirtió en una prenda indispensable en la categoría de estilo de vida, alcanzando su punto más alto de influencia. Desde su relanzamiento en 2014, con una versión más ligera, flexible y tecnológica, la marca alemana informó que vendió 8 millones de pares de su modelo en comparación con unos 50 millones de pares en el último medio siglo.

Hoy convertida en una leyenda, pocos conocen su origen. La historia comienza en 1965. Ese año la firma diseñó un par de zapatillas para el tenista Robert Haillet, con poco éxito. Luego de que Stan Smith ganara Wimbledon, la boutique le propone al jugador rediseñar el modelo y bautizarlo con su nombre. Su nombre y talento se convirtieron en el alma del nuevo calzado, lo que llevó a que su rostro fuera impreso en la lengüeta.

"El hombre detrás de la prenda", manifestaba la publicidad de aquel entonces. La fama alcanzó tal punto que "mucha gente piensa que soy un zapato. Ni siquiera saben que yo era tenista, ha cobrado vida propia por encima de mí", reconoció el propio atleta.

"Fue la primera prenda deportiva en cuero", explicó el legendario tenista.

Se vendieron durante décadas hasta que en 2012 fueron eliminadas del mercado. El furor por los estilismos "sporty", en donde la propuesta es incorporar zapatillas a looks urbanos y no sólo usarlos exclusivamente para ejercer alguna actividad física, impulsó a las tradicionales firmas deportivas a reeditar sus clásicos.

Desde su reedición, fue objeto de culto chic de la mano de grandes de la industria como los diseñadores Phoebe Philo, Raf Simons y Marc Jacobs.

stannnnnn

 

 

Registrate y enterate de nuestras promociones antes que nadie!